Proyectos I: Lalavadora

fb-shareHemos llegado a convertirnos en inViable porque en los últimos años hemos hecho cosas como esta web,  de la que hoy presentamos una nueva versión, “lalavadora”. Somos gente curiosa, rodeada de amigos curiosos que nos animaban a responder a nuestras preguntas. En esta ocasión las preguntas eran ¿cuánto influye la forma en que se usa la lavadora en su gasto energético y su impacto ambiental? y ¿cuánto impacto y dinero se podría ahorrar si en vez de una lavadora pequeña por vivienda nos pasáramos al consumo colaborativo y compartiéramos equipos más grandes? Pensamos que las respuestas a estas preguntas podrían ayudar:

  • a cualquiera que tenga una lavadora a analizar de qué manera la usa y a enseñarle cómo influye eso el lo que gasta y el impacto que genera,
  • a personas que estuvieran decidiendo qué lavadora comprarse a elegir aquella que le resultara más rentable,
  • a quien esté pensando en comprar una lavadora y se pregunte ¿y si convenzo a mis vecinos y ponemos una grande para todos en ese cuarto al lado de los trasteros?
  • a todos en general a visualizar qué supone gastar o ahorra energía no sólo en términos económicos sino también para el medio ambiente.

Así que nos pusimos a ello.

Lo primero que hicimos fue ver de qué datos disponíamos para saber cuánto consumen los equipos que usamos habitualmente en los hogares. Los hemos encontrado en el informe “SECH SPAHOUSEC. Análisis del consumo energético del sector residencial en España” publicado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE). Esto nos sirvió para establecer la primera comparación que aparece en la web entre el consumo del frigorífico, la televisión y la lavadora.

Después nos centramos en la lavadora y obtuvimos los datos de consumo de energía en función de su certificación energética y su capacidad, están disponibles en esta web del IDAE. Los datos que aparecen en la web son los que consumos medidos en kilowatios a la hora (Kwh.) por ciclo de lavado (220 lavados) y en un ciclo de lavado normalizado de algodón a 60ºC. Pero no lavamos siempre a 60ºC así que buscamos y encontramos datos de cómo varía el consumo energético en función de la temperatura de lavado, encontramos información entre otros sitios aquí. Y además descubrimos que hay otros factores como:

  • el tipo de detergente (si es en polvo, líquido),
  • la cantidad de detergente empleada, es decir, si usas el que recomienda la marca o un poco más “por si acaso” y
  • la cantidad de ropa que se lava cada vez, que repercuten en el consumo energético.

Así que para poder calcular la variaciones en el consumo debidas a las condiciones de utilización del aparato, hemos realizado las siguiente correcciones para los diferentes programas, carga del equipo y empleo de detergente, en base a las siguientes referencias:

  • El programa en frío representa un ahorro energético de 60% con respecto al programa a 60ºC.
  • El programa a 40ºC representa un ahorro energético de 35% con respecto al programa a 60ºC.
  • El empleo de detergente en polvo o exceso de detergente representa un incremento de consumo energético de 2%.
  • La sobrecarga del equipo representa un incremento de consumo energético de 5%.

La web del IDAE sólo recoge datos de consumo energético de lavadoras de clases A, B y C, así que para los equipos de etiquetado D-E, los consumos energéticos han sido estimados a partir de los datos de un equipo de 5 Kg. de capacidad, aplicando una regresión lineal para la relación capacidad/consumo por lavado obtenida a partir de los datos de los etiquetados A-A+++.

Con estos datos y cálculos ya podíamos saber cuánta energía se consume por cada lavado una vez que se fijan los valores para las variables que hemos identificado.

Para calcular el coste de la electricidad hemos considerado un coste medio de 0,150938 €/Kwh., precio establecido por el Ministerio de Industria en el BOE para el consumo eléctrico sin discriminación horaria, que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2013.

Y después de calcular, diseñar y programar, aquí tenéis el resultado.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*