¿Dónde debería jugarse la final de la Copa del Rey de fútbol si nos importara algo el impacto ambiental que se produce?

finales_inviable

Esta es la pregunta que nos hicimos y así es como hemos intentado responder.

Antes de empezar contextualicemos un poco para los que no conozcan qué es la Copa del Rey y por qué crea tanta expectación (si ya conoces esta parte puedes pasar al siguiente párrafo). La comúnmente conocida como Copa del Rey es una competición que responde oficialmente al nombre de Campeonato de España-Copa de Su Majestad el Rey de fútbol.

Es un torneo que se disputa anualmente entre los clubes de España y en el que participan clubes de todas las categorías. Esta es una de las características que lo hace más emocionante ya que posibilita que equipos con presupuestos modestos puedan enfrentarse a los equipos que luchan habitualmente por el primer puesto en la Liga. Desde la final del año 2009 se ha añadido otro aspecto, no futbolístico, que añade “más emoción” a la elección de la sede para celebrar la final. Ese año disputaban la final en el campo de Mestalla, en Valencia, el Fútbol Club Barcelona y el Athletic de Bilbao, los mismos que la disputarán este año. Como parte del protocolo del acto, antes de que comience el partido de la final suena el himno nacional en el campo y aquel año los seguidores de ambos equipos, que llenaban el campo, pitaron durante el himno. Este hecho, el que se hayan producido otras pitadas al himno en otras competiciones y la ya clásica rivalidad entre los diferentes clubes no facilita la elección de un campo en el que celebrar este partido.

Ahora sí, vamos a lo que nos ocupa.

Lo primero que buscamos es qué estadios se consideran “aptos” para su celebración. Parece que los criterios empleados en la selección son fundamentalmente ubicación y capacidad (sólo se toman en consideración los estadios con una capacidad mayor a 50.000 espectadores).

Siguiendo estos criterios el estadio óptimo sería uno en la ciudad de Madrid por su ubicación relativa entre las ciudades de los dos equipos que juegan la final, Bilbao y Barcelona (por si alguien a día de hoy ha conseguido no enterarse) y de entre los dos que hay en Madrid el del Real Madrid estaría en primer lugar en la lista porque tiene una mayor capacidad.

El Real Madrid parece que no quiere que se celebre en su campo (aunque aún no hay respuesta oficial a la petición que se le ha realizado) y el campo del Atlético de Madrid está ocupado ese día. Ante la posibilidad de que no pueda jugarse en Madrid se está barajando la posibilidad de que se celebre en estos otros tres estadios: Mestalla, en Valencia, y La Cartuja y el Benito Villamarín, en Sevilla.

Hasta aquí ya teníamos acotados el número de estadios, su ubicación y podíamos calcular la distancia entre las ciudades. Hemos considerado como origen en todas las ciudades lo que Google Maps considera como centro cuando sólo pones el nombre de una ciudad, es decir sin especificar una calle, en su buscador y como destino el campo de fútbol, excepto en el caso de Sevilla que se ha considerado el mismo destino independientemente del campo en que se juegue.

Siguiente paso, el impacto ambiental. Hemos decidido simplificar y reducir el impacto al cálculo de a las emisiones de CO2 correspondientes a los viajes realizados por los seguidores de ambos equipos para ir a ver la final. Somos conscientes de que el impacto ambiental es mucho más complejo que esto, y así lo hemos explicado en otros proyectos, pero creemos que en este caso es mejor utilizar un valor empleado habitualmente y que ya empieza a ser familiar para muchos.

Para hacer este cálculo estimamos los siguientes números:

  • ¿Cuántos aficionados de cada equipo viajarán allí donde se juegue?
  • ¿Qué medio de transporte usarán para viajar?
  • ¿Cuáles son las emisiones de CO2 de cada medio de transporte?

¿Cómo lo hemos hecho? a partir de: datos de emisiones de distintas bases de datos, como por ejemplo la “Base de datos de coches” del IDAE y la “Calculadora de emisiones de Dióxido de Carbono” de la ICAO, informaciones obtenidas a través de noticias publicadas en diferentes medios informativos, las páginas web de los equipos de fútbol y, cuando no encontrábamos datos, basándonos en nuestro sentido común.

Con toda esta información hemos calculado los hinchas de cada equipo que irían a ver el partido asumiendo que:

  • el estadio se llenará de espectadores,
  • que a cada equipo finalista le corresponderá un número de entradas igual al 40% de la capacidad del estadio y
  • que el 20% restante corresponderá a espectadores provenientes de la ciudad en la que se disputa el partido.

Este es el resultado del cálculo:

Ciudad en la que se celebra la Copa del Rey
Barcelona Bilbao Valencia Sevilla Madrid
nº de seguidores que se desplazan 38400 21316 44000 36000 64800

Para el reparto de los hinchas en los distintos medios de transporte hemos analizado las siguientes opciones: el autocar, el coche, el tren y el avión; y hemos hecho una selección en dos fases.

En la primera fase hemos verificado que existen conexiones directas entre los diferentes destinos para todas las opciones y hemos calculado el coste de cada una. Este primer análisis ha llevado a descartar las siguientes opciones:

  • Hacer el trayecto entre Bilbao y Valencia en tren, porque no hay tren directo.
  • Hacer el trayecto entre Barcelona y Valencia en avión, porque no hay vuelo directo y hacerlo con escala lleva el mismo tiempo que hacerlo en coche.
  • Hacer el trayecto entre Bilbao y Sevilla en tren, porque no hay tren directo.

Una vez seleccionados los medios de transporte en los que hemos considerado razonable realizar los desplazamientos, hemos estimado el porcentaje de usuarios de cada uno de ellos asumiendo que la mayor parte de los aficionados emplean el autocar, ya que se suele viajar en grupos grandes.

El porcentaje de hinchas que viajan en autocar, en nuestra estimación, varía entre el 60% y el 70% del total en función de si se consideran viables los otros tres medios de transporte o sólo dos. Los demás porcentajes varían también en función del coste de cada trayecto.

Además de los cuatro estadios que se han valorado, y a pesar de saber que es muy poco probable que ocurra, también hemos calculado qué sucedería si la final se jugara en una de las dos ciudades de los equipos que la disputan.

Estas son las estimaciones en porcentaje de hinchas que viajan en cada medio de transporte:

Porcentaje de hinchas que viaja en cada medio de transporte
Medios de transporte Barcelona Bilbao Valencia Sevilla Madrid Destino
Bilb. Barc. Bilb. Barc. Bilb. Barc. Bilb. Barc. Bilb. Barc. Origen
Autocar 60 0 0 60 70 70 70 60 60 50
Tren 10 0 0 10 0 15 0 15 15 25
Coche 15 0 0 15 25 15 20 15 20 15
Avión 15 0 0 15 5 0 10 10 5 10


La respuesta al rompecabezas está aquí.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*